Argentina va a salir con todo, pero México puede y debe hacerlo

“Vamos a retirar a Messi del Mundial”. La esperanza mexicana prevalece. En un consenso con la afición connacional, en Doha, existe la esperanza de que México dé una sorpresa mundial y envíe a Argentina a casa, no obstante que futbolísticamente el equipo mexicano no se ha visto al ciento por ciento. La idea obviamente no es compartida por los argentinos que apenas escuchan que un mexicano habla de Messi de inmediato sueltan la carcajada. “Messi no se va… ¡Por favor! Los mexicanos no pueden hablar de que Lio no va más en el Mundial. La verdad es que nosotros sí respetamos a México que es un buen equipo, pero les aseguro que Messi seguirá en el Mundial hasta el final”, asegura Martín, un seguidor que viajó desde Santa Fe para seguir a la Albiceleste. Grupos de mexicanos deambulan en las calles del centro de Doha con la bandera nacional enrollada en su cuerpo. Apenas advierten aficionados argentinos y de inmediato sueltan el grito de “¡México… México… México…!”. Hasta el momento se no se han reportado incidentes, pero se sabe que ya hubo un par de enfrentamientos entre mexicanos y argentinos en otros lugares de la ciudad sin que el tema haya pasado a mayores. En México también se prevén cambios en la alineación. En este espacio se dijo que Rogelio Funes Mori y Andrés Guardado se perfilan para tomar parte en el once titular frente a Argentina. “El que entre que las meta, no importa si es Funes Mori, Henry Martín o Raúl Jiménez, necesitamos goles”, afirma Carlos Mendoza, quien cree que el ‘Tata’ Martino sabe lo que hace y pondrá a los mejores en el campo de juego del estadio Lusain. “Mientras le echen corazón al equipo estamos del otro lado. No importan los nombres, lo más sobresaliente son las acciones. “Guardado pude ser una buena opción. Quizá no tenga la misma velocidad de unos años, pero se necesita experiencia. Ellos vienen con todo”, agrega su amigo Fernando Alcántara. “Los argentinos se acordarán de que México echó a Messi del Mundial que presuntamente iban a ganar”, lanza el propio Alcántara estudiante de medicina, quien por el momento no cuenta con boleto para asistir al juego y revela que ha preguntado por algunos y éstos se cotizan de entre 600 y 1000 dólares. “Estamos en las manos del entrenador. Esperemos que estos cambios sean los correctos”: los hermanos Ricardo y Alfonso Arellano, por su lado, coinciden en que Argentina llega muy caliente al juego. “Espero que esta sea la oportunidad de cobrarles todas las que nos deben en Mundiales. Ojalá podamos echarlos de Qatar el Mundial del que ya se hacían campeones”, presume el menor, Alfonso, luciendo su sombrero de charro. Incluso se animan a vaticinar que con goles de Funes Mori y Lozano México va a sacar a la Argentina de Messi de la Copa del Mundo. En otro sitio, unos seguidores tapatíos de nombre Juan Rulfo y Antonio Hernández señalan que a Henry Martín se le dio la oportunidad y no la aprovechó. “Es un juego decisivo. Vamos por la victoria. Argentina viene nervioso se juega todo y nosotros llevamos al menos un punto. Creo que si Messi pierde y no avanza estoy seguro de que se retira”, remata Juan con su playera de las Chivas. El ánimo de optimismo se contagia en los aficionados mexicanos. Se nota en sus palabras y en los hechos. Cuando se encuentran los aficionados en las calles un cruce de palabras de aliento y el grito de México… México… México es el común que predomina. “Hay que probar. Tenemos que salir con garra e intentar por lo menos el 1-0. Sí se puede. Siempre hemos sido locales y lo haremos sentir el día del juego”, apunta Ricardo Talamante a quien abordamos en un restaurante al aire libre en la ciudad. En general también hay una aceptación de que será un partido complicado, pero también se destaca que creen que México está bien preparado porque el Tata Martino conoce muy bien a sus compatriotas. “Argentina va a salir con todo, pero México puede y debe hacerlo”, expresa Roberto Martínez. “La motivación está latente. Ochoa nos dio esa motivación. La moral está en alto y esperemos que le saquemos provecho”. El pronóstico en general es que México derrota 1-0 a Argentina. En realidad, asegura la mayoría de entrevistados, el marcador es lo de menos, lo que importa es que México se lleve la victoria de Lusail y sume tres puntos para avanzar a la siguiente fase.
Artículo Anterior Artículo Siguiente