En las últimas horas el diario Milenio

Tras haber presentado a Diego Cocca como nuevo entrenador, los Tigres se alistan para buscar el título en el Clausura 2023 tras casi 4 años sin levantar el título de Liga, por lo cual estarían listos para desembolsar en refuerzos, siendo sus principales intereses Erick Sánchez y Fernando Gorriarán. En las últimas horas el diario Milenio dio a conocer que la U de Nuevo León ya tiene en la mesa las primeras peticiones de su nuevo entrenador, y una de las más llamativas es el mediocampista de Pachuca, que acaba de quedar fuera del Mundial y que con 23 años fue pieza clave para la coronación de los ‘Tuzos’ este semestre, al igual que para llegar a la final del Clausura 2022, aunque su pase costaría 10 millones de dólares. Otro deseo de Cocca sería el centrocampista uruguayo Fernando Gorriarán, actualmente en Santos y valuado en 6 millones de dólares, aunque los laguneros si estarían abiertos a negociarlo para el próximo semestre. Anteriormente se ha manejado que Cocca ha pedido también los fichajes de Luis ‘El Hueso’ Reyes y Julián Quiñones a quienes conoce de su exitoso paso por el Atlas, Reyes sería el más cercano a los felinos mientras Quiñones no cuenta con el visto bueno de la afición.
Artículo Anterior Artículo Siguiente